Serra da Freita – Arouca – Parte I

IMG_9191

Viernes con sol, sábado con lluvia. Fin de semana con lluvia. Sábado con lluvia, domingo con sol… Y así pasaron semanas. Este agosto ha sido muy inusual en Portugal, y nos hemos lamentado mucho por los turistas que vienen de los rincones más fríos de Europa buscando el sol y calor luso.

El fin de semana pasado daban sol para el sábado y lluvia para el domingo. Lo ignoramos y nos fuimos a la Sierra da Freita.

Dentro de los planes de este verano estaba acampar, por lo menos un día. No muy lejos de casa, para ver cómo nos iba con la experiencia y la Mími Viajera. Hasta ahora solo habíamos acampado juntos en bungalows: De Camping en Évora.

Ya lo hemos tachado de la lista. Y fue tan positivo que ya estoy ansiosa por repetir.

Acampar en la Serra da Freita

A las 7.30am abrí los ojos. Sin necesidad de despertador. Una de las cosas que no han cambiado desde que era una niña. Solo los días en los que voy de viaje me despierto temprano y animada.

Encontré a la Mími Viajera de pie en el pasillo de las habitaciones, acababa de salir de la cama y estaba en modo “¿los despierto o me voy a jugar?”. Nos abrazamos, le recordé que íbamos de camping y comenzó a correr por toda la casa emocionada.

Recogí lo que no había recogido la noche antes. Hicimos una parada rápida en el supermercado para comprar algo de comida y partimos.

Casi una hora después, estábamos en nuestro destino: Serra da Freita, Arouca. Distrito de Aveiro. Portugal. En el área del llamado Geoparque Arouca.

IMG_9133

Que preciosidad de sierra. Está incluida en las llamadas Montañas Mágicas de Portugal, y yo no dudo en estar de acuerdo con tan merecido título.

Es uno de esos paisajes en los que no puedes esperar para tomar la primera fotografía y sacas la cámara en el carro y tomas fotos movidas y con reflejos..

serra da freita

Camping Refugio da Freita

El camping: Refugio da Freita o Parque do Merujal (creo que no se deciden en cómo llamarle) es pequeño, sencillo y con una ubicación maravillosa.

IMG_9124

Escogimos nuestro rincón, montamos la tienda y comenzamos a disfrutar la experiencia.

IMG_9132

El padre encendió una de esas barbacoas desechables y preparamos hamburguesas sencillas para tener fuerzas. Luego nos fuimos a conocer los alrededores.

Yo no paraba de sonreír. Mis paisajes favoritos: montañas, ríos y hasta una cascada enorme: la Cascata da Frecha da Mizarela.

IMG_9143

Cascata da Frecha da Mizarela

La Cascata da Frecha da Mizarela, tiene una altura de 75 metros, lo que la convierte en una de las más altas de Europa si dejamos a un lado las de Escandinavia y los Alpes.

En mis imágenes no se aprecia muy bien, pero hay una fina cascada entre la montaña de granito. También hay una persona bajando en rapel, pero eso se ve menos 😉

frecha da mizarela

En la carretera hay un mirador donde puedes aparcar y disfrutar de las vistas.

IMG_9158

También hay una carretera muy estrecha y vertiginosa que puedes seguir para verla desde abajo, pero la verdad es que no recomiendo hacerlo en coche. A pie, ya es otra historia, pero no todos los niños colaboran para excursiones más exigentes.

IMG_9217

Playa fluvial de Albergaria da Serra

Después de ver la cascada, llegamos a los pies de la aldea Albergaria da Serra. Caminamos por la montaña, impresionados con las rocas que se acomodan en posiciones curiosas y que llevan allí millones de años.

IMG_9203

IMG_9175

Luego nos refrescamos en las aguas del Río Caima. Este año el agua ha sido la protagonista del verano.

IMG_9223

Hacía calor, así que luego del río paramos en un café ubicado entre la cascada de Mizarela y Albergaria da Serra, con unas vistas increíbles.

IMG_9245

Volvimos al camping para descansar un poco, para luego salir de nuevo a caminar por los alrededores y disfrutar el atardecer.

IMG_9255

IMG_9273IMG_9295

La cena fue en el restaurante del camping, deliciosa, abundante y barata. ¿Ya he dicho cuánto amo vivir en Portugal?…

Cuando terminamos de cenar, ya era la hora de la Mími Viajera irse a dormir. Dientes limpios, pijamas puestas y nos instalamos los tres en nuestra tienda, con vista a una montaña de rocas impresionante y una súper luna tan luminosa que no nos dejó ver las estrellas.

continuará

 

Deja un comentario